Skip to main content

Acerca.

EMPRESA

Soluciones innovadoras a tu medida para habitat y logística

Historia

Somos una empresa fabricante de módulos habitacionales que nació como idea durante la profunda crisis de empleo en Argentina, cuya máxima expresión se reflejó en los acontecimientos de diciembre de 2001. Allá por 2004, solo nacía el sueño de esa idea: volver a una producción nacional para generar mano de obra y empleo genuino.

Pensando en el campo, la industria y la obra pública, surgió la primera idea: «un producto para el campo». Entendiendo que los granos serían uno de los pilares ante la crisis, nació SCG 1887, Silos Contenedores Graneleros, que son las iniciales del Registro de Marca, y 1887 es el año de nacimiento de Carlo Pili, quien llegó a Argentina buscando nuevos horizontes desde Italia tras la crisis de la Primera Guerra Mundial.

Estudiando cómo podrían ir de la mano la obra pública y la industria, surgieron los módulos habitacionales. Para ello, era necesario idear viviendas industrializadas. Debemos destacar que tanto la vivienda como la obra pública son productoras de mano de obra, pero además, son generadoras de entusiasmo en el ser humano. En esos momentos, todos debíamos recurrir al ingenio para fortalecernos y tratar de crear empleo en diferentes sectores, fomentando la inversión tanto de privados como de entidades públicas. Aunque planear trabajo en aquellos tiempos parecía ilógico, más que un sueño.

Objetivos

El proyecto debería incluir programas de capacitación, desarrollo, innovación y la utilización de nuevas tecnologías. Además, para crecer, el desafío era doble, había que crear una nueva cultura emprendedora y mantener climas de confianza, convivencia y estabilidad para posibilitar un desarrollo humano sostenible.

Queríamos ser una empresa de San Lorenzo, Santa Fe y Argentina que generara mano de obra local, y esencialmente decidimos ofrecer e imponer en el mercado solo productos innovadores.

La verdad es que somos felices con lo que hacemos. Creemos que a nuestros clientes les gustan los productos porque siempre estamos tratando de innovar y mejorarlos.

SCG 1887 SRL trabaja e innova para convertirse en una empresa argentina líder en el mercado medio que exporte al mundo, realice joint ventures y franquicias en Latinoamérica.

Los módulos de acero SCG 1887 son un conjunto de técnicas constructivas de vanguardia que permiten ejecutar cualquier tipo de instalación de forma mucho más rápida, económica, segura y confortable, obteniendo calidades finales superiores a las realizadas tradicionalmente y con mayor asepsia. Nuestro sistema de edificación modular facilita la construcción de viviendas y edificios con elementos de volumen fabricados mediante un proceso industrial que ofrece al cliente un servicio integral, rápido, sin tiempos de espera y adaptable a sus necesidades reales, y sobre todo, respeta y mejora el impacto ambiental y elimina tanto los problemas acústicos como térmicos. Además, rompe con las limitaciones de la construcción tradicional, ya que es un sistema flexible que se adapta perfectamente a las exigencias del cliente, aportando múltiples ventajas como una rápida disponibilidad de vivienda o edificio y menores plazos de amortización al requerir tiempos de obra mucho más cortos. Tenemos modelos estándares, pero además, cada espacio, estructura o diseño se puede ajustar a la idea y al proyecto de nuestro cliente.

¿Por qué elegirnos?

En Argentina y en un mundo globalizado, no podemos dejar de ver lo que ocurre, porque para millones de personas en Estados Unidos y Europa, la idea de un edificio modular ha sido una visión familiar desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la necesidad de espacio y de viviendas a bajo costo ha provocado una revolución en la construcción modular en este siglo, aún inexplorada en Argentina.

Por eso, creemos que los consumidores interesados en las nuevas viviendas modulares SCG 1887 deben considerar una serie de factores antes de tomar una decisión de compra. Sabemos que las empresas que se han involucrado nos han elegido.

Facilidad

Muchas grandes empresas ya han tomado la decisión de adquirir oficinas, sanitarios y campamentos SCG 1887. La razón por la cual la construcción modular empieza a ser popular es que son fáciles de transportar y relativamente más económicas. A diferencia de una oficina tradicional normal que está anclada al suelo y requiere una renovación masiva para expandirse, los módulos SCG 1887 pueden ser personalizados para cualquier necesidad. Obviamente, gracias a la ingeniería, la variedad de formas y las virtudes constructivas de los módulos proporcionados por nuestra empresa, los futuros propietarios podrán armar diferentes diseños personalizados y habitar espacios confortables; y también, con el tiempo o si su necesidad crece, podrán adquirir nuevos módulos para aumentar las superficies edificadas.

Construcción

La unidad de construcción SCG 1887 es un módulo prefabricado transportable. Las dimensiones de un módulo estándar (STD) son 6.058 mm de largo, 2.600 mm de ancho y 2.501 mm de alto. Sin embargo, producimos más de 100 modelos estándares y podemos fabricarlos en diversas formas, dependiendo de las características y necesidades de cada tipo particular de construcción, así como de las limitaciones del transporte (2.600 mm de ancho, de acuerdo con la Ley Nacional Nº 24.449).

Cuando se entregan varios módulos, la única tarea restante es su posicionamiento, la unión y fijación entre sí, la interconexión de las instalaciones eléctricas y sanitarias (integración a tableros, depósitos de agua y cloacas), y finalmente se realizan los detalles de terminación en las líneas de unión. Esto se logra en un solo día de trabajo.

Beneficios económicos

Vimos que este método de construcción es importante porque mantiene el medio ambiente limpio y sostenible. Además, los futuros propietarios desearán un equipamiento beneficioso, y el uso de nuestra construcción modular es una opción beneficiosa.

SCG 1887 ofrece una variedad de opciones de personalización. Además, la eficiencia en la producción en nuestro establecimiento hace que los gastos en el punto de producción se mantengan bajos y competitivos en el mercado nacional e internacional. Esto contrasta con los altos costos de una construcción tradicional, ya que los contratistas y todas las personas deben trasladarse a la obra todos los días durante meses.

Cultura

Profesionalismo.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

01

Calidad.

Vivamus risus quam, dapibus non libero eu, bibendum.

02

Adaptabilidad.

Nam magna dui, venenatis dignissim pharetra.

03